Ya sé, tengo que hacer ejercicio, ¿empezamos por ponerme un podómetro?

Habitualmente cuesta mucho programar y realizar ejercicio físico (al menos para los que no tienen ese gen). Siempre encontramos una excusa, pero aunque son la mayoría válidas, no vale.

Este estudio nos anima a hacer uso de una tecnología que es accesible y fácil de utilizarla y que además está mostrando ser una ayuda eficiente para incrementar la actividad física en el día a día, de una forma tan simple como es caminar…

¡Os invito a probar de usar un podómetro en el día a día así podrán controlar sus pasos e incrementarlos!

Betina Nishishinya

Picture1

 
Tipo de artículo Objetivo: Evaluar la efectividad de programas de ejercicio de caminatas con podómetro para promover la actividad física en pacientes con patologías musculoesqueléticas.

Revisión sistemática (Búsqueda bibliográfica hasta febrero 2014)

Información que aporta Identifica 7 estudios realizados en pacientes con artrosis, dolor lumbar crónico y fibromialgia.

N total: 484 edad rango 40-82 años

Intervenciones ejercicio de caminar vs control (no ejercicios) con utilización de podómetros.

Intervenciones de 4 semanas a 12 meses.

Aplicación práctica Se observa un incremento de casi 2000 pasos (resultado significativo) con respecto a valores basales en los grupos intervención.

Cuatro estudios mostraron una mejoría del dolor y la capacidad física en el grupo activo con respecto al grupo control.

Comentarios La revisión concluye que hay una evidencia robusta de que la utilización de podómetros en los programas de caminata, sirven para incrementar la actividad física en pacientes con patologías musculoesqueléticas.

Hay limitaciones en estos estudios, se necesitan estudios a largo plazo para valorar la eficacia de este tipo de intervención.

  1. Mansi S, Milosavljevic S, Baxter GD, Tumilty S, Hendrick P. A systematic review of studies using pedometers as an intervention for musculoskeletal diseases. BMC Musculoskelet Disord, 2014; 15:231
Anuncios

¿Qué es la salud musculoesquelética?

Cuando uno piensa en reumatología, piensa en negativo, piensa en enfermedades, que si la artrosis, que si la artritis, que si el lupus….¡Puf!

Tuitea esto

Nuestra apuesta es por pensar en positivo, en salud musculoesquelética. La salud musculoesquelética no es sólo la ausencia de enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas (ERyME), es un estado de bienestar de huesos, músculos, articulaciones –¿te suena el aparato locomotor?– y todo el tejido que conecta los órganos y aparatos de nuestro cuerpo, que nos permite funcionar en la vida diaria en nuestras actividades de deambulación, relación, autocuidado y cuidado de los demás. La correcta realización de estas actividades va a tener además repercusión en otros aspectos de la salud que a lo mejor te suenan: salud cardiovascular (si no te mueves, ¿cómo vas a poner ese corazoncito en funcionamiento, esas arterias a mejorarse..?), salud de la mujer (si te duele todo, ¿cómo vas a poder tener relaciones sexuales plenas?), o salud mental (si te duele y además no te puedes relacionar, ¿cómo no te vas a alejar de los demás y a entristecer?).